31/10/2014

Resultado Concurso Provincial CU y PSM de Trenque Lauquen

El dia Sábado 01 de Noviembre de 2014, se celebro el Fallo del Concurso Provincial de Ideas y Anteproyectos  Corredor Urbano y Plaza San Martín de Trenque Lauquen.

El proposito del Concurso fue convocar a arquitectos del CAPBA, para la elaboración de Ideas y Anteproyectos que reinterpreten la condición Cívica y Representativa del Corredor Urbano y Plaza San Martin de Trenque Lauquen mediante un proceso de diseño Participativo, apoyados en el trabajo del Colectivo TLxMP y la Municipalidad de Trenque Lauquen.

Los vecinos fueron parte del equipo, aportando sus necesidades, sus historias, la cultura local.

Actuaron como entidades auspiciantes la Federación Argentina de Entidades de Arquitectos (FADEA) y coordinó la Secretaría de Concursos del CAPBA (SC).

JURADO

MUNICIPALIDAD DE TRENQUE LAUQUEN. - Arq. Cristian Rabasa

FADEA. - Arq.  Rolando Schere

PARTCIPANTES - Arq. Roberto Jakubowicz

CAPBA D7 – Arq. Cora Burgin

CAPBA D7 RESIDENTE EN TRENQUE LAUQUEN - Arq. Roberto Mola Alonso

 

PRIMER  PREMIO

Autores

Arq. Gabriel Santinelli. 

Arq. Salvador Squillacioti. 

 Asociados

Bruno Marcolini 

Gaston Vibbo 

 Colaboradores 

Paula Benain 

Mauro Bávaro 

Rosario Aylén Román

Melanie Filello 

Antonella Dagnino 

Geraldine Chavanne 

Sofia di Menna

Memoria descriptiva

1- TRENQUELAUQUEN: HISTORIA, CULTURA, IDENTIDAD

LA MATRIZ URBANA

El proceso de cristalización de la trama urbana actual de Trenque Lauquen podría entenderse como la dilatación proporcional de aquel primer embrión, un cuadrado de nueve manzanas amuralladas en cuyo centro se ubicaba la plaza de armas.
Como reflejo de esta configuración fundante y con la voluntad explícita de ceñirse a la misma matriz geométrica, colonizando el territorio entre el ferrocarril y la laguna, toma forma el “casco histórico” de la ciudad: un cuadrado de diez manzanas de lado cuyo epicentro continúa siendo la plaza San Martín y en cuyos vértices se sitúan cuatro plazas: Italia, España, Francia e Inglaterra, como exaltación geométrica de una figura “cerrada” y como expresión nítida de las contradicciones internas que marcaron la construcción de nuestra identidad cultural.

EJE CÍVICO CULTURAL TURÍSTICO
La determinación precisa de un centro de dominio del territorio primero y la concentración del poder cívico religioso después marcó el punto de anclaje de los ejes principales que estructuran la cuidad en sentido N-S y E-O articulando tanto los accesos y los flujos de transporte automotor- ferroviario, como las actividades comerciales, cívicas y culturales principalmente situadas sobre el eje Villegas-Wilde. En torno del mismo vinculando hitos urbano-paisajísticos se configuran circuitos turístico-culturales que hilvanan festejos y eventos fuertemente arraigados en la sociedad en los que se traduce sólidamente la identidad de Trenque lauquen.

PLAZA SAN MARTIN
Nudo de la historia y la cultura de Trenque Launquen, espacio público por excelencia, la plaza central condensa y sintetiza en su seno toda la vitalidad de un proceso de transformación dinámico y cambiante, que encuentra una nueva oportunidad para redefinirse y solidificar un nuevo estadio de su identidad cultural. Receptiva de todos los escenarios posibles, presentes y futuros, la plaza busca expandirse al pulso de los flujos ciudadanos, hilvanándolos en su seno.


2- ESTRATEGIAS PROYECTUALES
Ancladas conceptualmente en los tres puntos se definieron de lo particular a lo
general las siguientes estrategias:

EXPANSIÓN Y CUALIFICACIÓN DEL ESPACIO PÚBLICO DE LA PLAZA
Entendemos la plaza central como una pieza vital capaz de potenciar las actividades ciudadanas, articulando circuitos turísticos y eventos comunitarios, para los que se ofrece un playón cívico cultural de gran escala, posado en el centro de la misma como pieza de vinculación de las avenidas Villegas y San Martín. Se propone un cambio de pavimento en los tramos de las mismas contiguos a la plaza, como reductores de velocidad y piezas de amplificación de posibles escenarios masivos.
Los elementos singulares de la plaza actual, como la Bandera Nacional frente al palacio Municipal o la Estatua del General San Martin, se reubican dentro de la misma en función de liberar el eje central entre las Av. Villegas y San Martin, a fin de crear una perspectiva ininterrumpida entre dichas avenidas donde, de este modo, el espacio central de la plaza se reserva para uso exclusivo de las actividades cívicas. De esta manera los ciudadanos de Trenque Lauquen, que hoy ocupan un lugar secundario dentro de la plaza, pasaran a ser los protagonistas principales y los responsables de forjar una nueva esencia basada en la integración ciudadana.
Asimismo se adoptaron criterios paisajísticos que acompañan este objetivo, proponiendo la densificación de la masa arbórea con criterio estacional (aporte de color, aroma – otoño/primavera- sombra y sol alternativamente- verano/invierno) sobre los límites lindantes con Av. Oro y Uruguay para amplificar perceptual y espacialmente el playón cívico creando un recinto que contiene en su seno tanto la forestación patrimonial, como nuevos jardines sustanciados con arbustivas, forestación baja y flores como las rosas que recuperan un elemento identitario del lugar. En la misma línea se propone un repertorio de equipamiento y mobiliario urbano partiendo de un elemento, banco de plaza, producido hoy por el Municipio, como inicio de una serie que podría incluirse en la misma línea de producción.

ESTRUCTURA URBANA:
-FORTALECIMIENTO DEL PAR VILLEGAS / SAN MARTIN COMO EJE CIVICO CULTURAL TURISTICO
Se propone equilibrar espacial y perceptualmente el binomio de avenidas equipando Av. San Martin con solados, mobiliario urbano e iluminación, utilizando el mismo repertorio de elementos con los que se rediseña Av. Villegas. El criterio general utilizado en todos los casos es la ubicación de un solado central continuo que hilvana la totalidad de los elementos con jardines lineales periféricos.

-REAFIRMACION DE LA CONFIGURACION DEL CASCO HISTORICO
Partiendo de la singular estructura urbana de la ciudad y su representativo casco histórico se propone fortalecer esta situación mediante la creación de un circuito peatonal-aeróbico sobre las ramblas de las avenidas Cuello, Uriburu, Davis, Rozas y Monferrand, potenciando la continuidad del perímetro del casco histórico mediante actividades recreativas y de esparcimiento al aire libre.
Además se busca reforzar esta idea mediante la revalorización de edificios singulares dentro del circuito perimetral urbano como La Usina eléctrica frente a plaza Italia, la vieja estación del Ferrocarril, la Casa de la Música y la incorporación de equipamiento recreativo y aeróbico dentro de las cuatro Plazas de las esquinas del casco urbano.

 

Primer Premio



Crítica del Jurado

Aporta un espacio para actividades cívicas a la altura de las necesidades de Trenque Lauquen. Excelente la conexión entre el municipio y la plaza. Es necesario, sin embargo, resolver una clara conexión entre la iglesia y el playón cívico.

Resignifica el corredor urbano incluyendo a la calle San Martín dentro del sistema que tiene como cabeceras al Club Barrio Alegre y la Terminal de Ómnibus.

Se valora también la utilización del mobiliario urbano de producción local, ya incorporado en los espacios públicos de la ciudad.

Si bien se considera correcto el desplazamiento de la estatua de San Martín, esta acción merece encontrar una escala intermedia entre la situación actual y la propuesta, tanto respecto a la altura de la base del monumento como a la ubicación de los demás grupos escultóricos y elementos conmemorativos.


SEGUNDO  PREMIO

Autores

Arq. Diego Fondado. 

Arq. Gustavo Pagani. 

Arq. Hernán Quiroga.

Colaboradores

Arq. Gabriela Maggi

Sta. Vanesa Bisval

Sr, Guillermo Gies

Sr. Juan Bamonte

Sr. Francisco Escapil

Sr. Pablo Marelli

Sr. Casali Maximo

Sr. Gabriel Canero

Memoria descriptiva

“...De hecho la vida comunal, una gran parte de la vida social, se desenvuelve en los espacios abiertos, de las calles, de las esquinas y las veredas, de las plazas y los parques. En estos lugares, relativamente libres y abiertos, la ciudad incorpora a la naturaleza vegetal, se abre al cielo, deja ver de vez en cuando el horizonte...”

La ciudad como hecho cultural y colectivo es el lugar por excelencia de intercambio y encuentro de sus habitantes. Particularmente esta situación se expresa en los espacios públicos y abiertos, calles/ plazoletas/ plazas.
En algunas ciudades o sectores de la misma, estos lugares muchas veces solo generan una conexión de puntos singulares o como resultante formal de los espacios cerrados (forma y contraforma de llenos y vacíos). Otros, pensados como espacios públicos, diseñados con cierto criterio, pero carentes de una propuesta de vida urbana integrada, no resuelven los requerimientos y las necesidades de los usuarios, participando, en el mejor de los casos con una actitud visibilista y rígida.
Curiosamente otros espacios abiertos, o estos espacios después de refuncionalizados y nuevamente cualificados, generan, convierten y trascienden al mundo identificando a la ciudad que pertenecen, y que son reconocidas fundamentalmente por sus espacios abiertos.
Creemos que en el diario transcurrir, el caminar por una vereda, llegar a una plaza, observar la ciudad desde un punto singular, desde una perspectiva buscada y amable, con diferentes “tiempos”, el descubrir y reconocer espacios, aromas, colores, formas y la invitación espacial a permanecer, a participar de este encuentro entre el espacio y el usuario enriquece el lugar, que lo entiende y representa, que comprende los significados, estrechan los vínculos generando pertenencia identidad y apropiación..
El usuario y su observación o sensibilidad para con los espacios es importante aunque no suficiente para generar logros en el uso intenso de los lugares de la ciudad. Se valora una adecuada gestión municipal, como anticipación, buscando la mejor respuesta en una propuesta superadora.
La Plaza San Martin, forma parte de los espacios abiertos planificado en sus orígenes, dando respuestas parciales sobre todo de tipo funcional y de unión entre puntos críticos.
La propuesta contempla potenciar la realidad de usos cotidianos y eventuales, recurriendo a una síntesis conceptual y espacial que aporte las escalas y las situaciones de las actividades para fomentar la apropiación del espacio, logrando el reconocimiento de un lugar contemporáneo, para usuarios del siglo XXI, enclavada en una ciudad con historia.
La idea surge como 2 “planos”, uno de solado seco, dialoga con lo cívico, con la intención de favorecer la expresión urbana en desfiles, actos comunales y otros encuentros de la población, que trasciende los límites de la Plaza y acerca la Municipalidad, homologando solados y niveles, conformando una amplia superficie flexible y adaptable a los diferentes usos propuestos.
Otro plano, verde, invita al descanso, al ocio y al estar con largas miradas.
La idea de “planos” se traslada al Corredor Urbano, un juego flexible y adaptable a los diversos puntos o hitos particulares donde, según su característica predomina el seco o el verde. El equipamiento modular acompaña las actividades en el boulevard y esquinas, extendiendo su alcance espacial de acuerdo a los sitios de interés. El encuentro del corredor con la antigua estación de trenes, actual Centro Cultural, es sin dudas un hito destacado del recorrido y, seguramente referente de un nuevo concurso profesional.
La propuesta de un Equipamiento Urbano, diseñado pensando en su adaptabilidad se sintetiza en dos “módulos matriz”, materializados en premoldeados de hormigón, con terminaciones según las necesidades. Un prisma da lugar a la base de asiento lineal, con luces led en su cabecera, encontrando en la madera una terminación cálida y acorde. Una “U” contempla el anexo de, según los requerimientos sea de cesto de residuos clasificados, canteros de plantas y
flores o bicicleteros. Ambos módulos se combinan aleatoriamente según las necesidades y propuestas en el tiempo.

LA ILUMINACIÓN
La propuesta espacial y de uso, encuentra en la iluminación un aliado que potencia las sensaciones buscadas, otorgando a los atardeceres y noches situaciones de ambientación, luz y color.
Aportando a la idea conceptual de convivencia (la plaza fundacional/ la nueva propuesta) la iluminación juega y transita por esta dialéctica. Una luz homogénea, perimetral, acompaña el recorrido conjugando solados, verdes, entorno y bordes. Responde a lo conocido, a lo habitual.
Nuevas luminarias, protegidas en sus diseños, sustentables en sus consumos aportan rayos lumínicos a ras de pisos, acompañamiento de luz definen árboles, sus copas y los lugares y situaciones especiales, que se suman y multiplican en el fluir de la plaza, generando el efecto de sorpresa y valorización espacial.

EL RIEGO
El agua aporta al proyecto una instancia fundamental, relacionada a la profunda necesidad de riego sistemático, que garantice la explosión vegetal, el valor del color y la plena vigencia de la amplísima paleta de gama de verdes aportados por las ricas especies de plantas.

LOS ARBOLES
Proponemos preservar el patrimonio arbóreo en cuanto a sus especies e implantaciones, pues constituyen elementos fundamentales de legibilidad a través del tiempo.
La idea de diseño de la Plaza San Martin plantea situaciones congruentes con la densidad determinada en sus masas arbóreas:
El “lugar de sombras”, donde se generan espacios lúdicos, paseos, estares de contemplación y actividades físicas en general, alternando con algunos claros de escala menor.
La Avenida Villegas, donde suceden los acontecimientos Cívicos, ceremoniales, culturales, de convocatoria masiva de la población y las circulaciones peatonales vitales, área esta que contiene escasas, dispersas y variadas plantaciones.
El proyecto procura establecer un equilibrio armónico a través de áreas de transición estructurados en base a recursos paisajísticos, tales como refuerzos de grupos arbóreos existentes, arbustivos en rodales o alineados. Montecillos bajos, topes herbáceos y arbustivos, alineaciones herbáceos acompañando los senderos etc.
Habiendo efectuado una valoración del material vegetal existente, se detectaron ejemplares arbóreos y palmeras de gran valor, componentes de un diseño paisajístico primigenio. El propósito entonces es distribuir las nuevas plantaciones arbóreas, enriqueciendo las existentes con las mismas especies, previa erradicación de aquellas de acuerdo a nuestro informe técnico, correspondería eliminar por haber alcanzado el término de vida útil.
En síntesis, la propuesta de arborización y paisajista enfatiza el trazado y contribuye a potenciar el proyecto.

 

 

 

 

 

Crítica del Jurado

Se valora el hecho de transformar la plaza en un gran parque urbano priorizando una amplia superficie verde absorbente y donde los solados presentan una correcta vinculación entre Plaza-Municipio y Plaza-Iglesia.

Sin embargo esta expansión y los caminos internos resultan de dimensiones insuficientes para las actividades que deben albergar.

 

TERCER  PREMIO

Autores

Arq. Gabriel Santinelli. 

Arq. Salvador Squillacioti. 

Asociados

Bruno Marcolini

Gaston Vibbo

Colaboradore

Paula Benain 

 

Mauro Bávaro 

 

Rosario Aylén Román

 

Melanie Filello 

 

Antonella Dagnino 

 

Geraldine Chavanne 

 

Sofia di Menna

Memoria descriptiva

“Se ha tomado conciencia de que el suelo posee un espesor, un espesor que no solo es material sino también simbólico. Lo que significa que el suelo es el efecto de una construcción histórica, que es el portador de toda una superposición de pasados y que, al mismo tiempo, es una reserva de energías futuras. En otros términos, recurrir al paisaje refleja la toma de conciencia de que el espacio no es una página en blanco, sino más bien un palimpsesto. El suelo no es una superficie plana que se ofrece para la acción, sino que confronta la acción con un conjunto más o menos denso de trazos, de huellas, de plegados y de resistencias a los que debe acomodarse la acción”

Jean-Marc Besse. Las cinco puertas del paisaje.

Introducirnos en el proyecto para la Plaza San Martin e ideas para el corredor urbano de la Av. Villegas para la ciudad de Trenque Lauquen nos llevó a reflexionar sobre cuál es el carácter y esencia de su Paisaje.
Entendemos que la expresión del Paisaje nos remite a los hombres que los moldearon y a los que lo habitan actualmente; nos informa además sobre sus necesidades y sus sueños de hoy y también de un pasado muchas veces difícil de datar.
Bajo esta aproximación entendemos al Paisaje como un espesor, un espesor que no es solo material sino también simbólico, que nos permitiría indagar en sus huellas y sus trazos que aun subyacen, no solamente en la expresión formal o material del lugar.
Intentamos de esta manera alejarnos de la concepción de tiempo histórico progresivo y efectista, generalmente montado sobre un engañoso presente, definido este, como un presente permanente, en donde la historia (para estas miradas) ya ha llegado a su fin.
Por el contrario, nuestra postura intenta plasmar un presente como testigo de una simultaneidad de tiempos, en donde pasado, presente y futuro se conjugan y amalgaman dando testimonio en el espacio público del lugar.
Al sumergirnos en el lugar, en su traza más íntima, entendemos que los extractos –como un palimpsesto- son portadores de una compleja superposición de pasados y al mismo tiempo una reserva de energías futuras.
Esta compleja trama trae desde sus orígenes la construcción de una relación entre cultura y naturaleza. Es por tal motivo que creemos que la naturaleza no es mas esa naturaleza virgen y bella como lo expresaba la estética del Romanticismo del siglo pasado, tampoco la definimos como un enorme mecanismo, una máquina que hay que hacer marchar conforme a nuestros propositos como lo expresa la
Modernidad. Somos participes de una concepción que reconsidera estos conceptos, explorando un encuentro del hombre con el Mundo “…la ciencia describe el mundo desencantado, el Arte, reacomoda nuestra visión del Mundo y permiten entrar en ámbitos vedados al lenguaje enunciativo…”
El solar de la actual plaza San Martin, testigo y portador de una diversidad de escenarios naturales y culturales ocurridos en más de 200 años, hoy se expresa centralmente mediante su estructura simbólica y compositiva como una plaza de homenaje patriótico.
Esta concepción de espacio público, con una fuerte impronta formal / simbólica en donde la estatua es lo singular y en la cual confluye toda la composición ha sido un prototipo impuesto en nuestras ciudades desde el centenario hasta la actualidad, estableciendo una estrecha relación monumento / ciudad y que a nuestro criterio es importante revisar.
Esta “Pedagogía de las Estatuas”1 va construyendo un imaginario que a nuestro criterio deberíamos superar (no excluir) e incluirlo dentro de la compleja trama cultural que vivimos.
Es ejemplo de este ideario la exposición de los dibujos de los alumnos de la escuela de Trenque Lauquen expuestos actualmente en el hall de la Municipalidad. Estos muestran como los símbolos van conformando el imaginario de los niños, borrando todo lo que implicó este solar en otros momentos de su existencia, como por ejemplo, tener en su centro una rotonda que ponía en el centro de la composición a innumerables reuniones de la comunidad ciudadana trenquelauquense.
Si entendemos que el espacio público es el soporte cultural de la expresión de sus habitantes, creemos que este debe necesariamente ser inclusivo y poner nuevamente al hombre –genéricamente- y no a sus representaciones en el centro de la escena ciudadana. Esto permitiría y contribuiría en la construcción de una diversidad de imaginarios que den amplitud en la construcción de la identidad.
El proyecto presentado intenta construir un proyecto inclusivo, como una obra de arte abierta que, a modo de una constelación, de lugar a una infinidad de expresiones ciudadanas del hoy, del ayer y de un mañana.

 

 

 

 

Crítica del Jurado

Resulta interesante la propuesta de transformar  la Plaza en un gran playón de uso peatonal que incorpora al verde como grandes islas que resuelven de manera sintética los distintos elementos que componen el equipamiento de la Plaza.

Hubiera  sido necesario ampliar la superficie de uso cívico frente a la Municipalidad, y  redimensionar la isla que contiene la pérgola y el Rehue.


MENCIÓN SIN ORDEN DE MÉRITO

Autores

Arq. María Orellana

Equipo de Diseño

Arq. Gustavo Nielsen

Arq. Max Zolkwer

Arq. Sebastián Marsiglia

Colaboradores

Iris Kolivanoff

Arq. Nevena Milosevic

Arq. Florencia Bernal

Memoria descriptiva

PRIMERA PARTE: PLAZA CENTRAL
Para el rediseño de la plaza central de Trenque Lauquen partimos de dos premisas:
1- La zonificación de los espacios de la plaza según su jerarquía.
2- La re locación del Monumento a San Martín.


1- LAS DOS ZONAS DE UNA PLAZA

Si dividimos la plaza según una de sus diagonales detectaremos dos zonas triangulares con características especiales. Las características y jerarquías son dadas por lo que sucede inmediatamente cerca de sus bordes. Así uno de los triángulos rectángulos contará en sus catetos con actividad institucional: la Municipalidad de Trenque Lauquen y la Iglesia. A esta zona la llamaremos PLAZA CÍVICA, y recibirá un trato de plaza seca.

Sobre los catetos del otro triángulo se concentra la actividad doméstica: casas y comercios. Llamaremos a esta otra zona BOSQUE URBANO, y será diseñada como un parque, jardín o plaza verde.La manzana de la plaza central de Trenque Lauquen quedará dividida, entonces, en dos sectores: uno seco, otro verde. La comunicación entre ambos será fluida, sin que se corten los caminos existentes hoy en día.

La línea diagonal que marca la división será acentuada mediante el PASEO DE LA MEMORIA que describiremos en el punto siguiente.

2- EL MONUMENTO A SAN MARTÍN
Los próceres son personas comunes que resolvieron situaciones extraordinarias para ayudar a nuestro país. Es por eso que los exponemos arriba de podios. San Martín, en esta plaza, no sólo está arriba: también está en el centro. Proponemos reubicarlo en un lugar no central, a la altura de la gente. No porque haya perdido méritos, sino para que dialogue cara a cara con el pueblo. Bajarlo y quitarlo del centro nos parece volverlo más accesible. Hacer la historia más cercana, más diaria.
La re locación de la estatua de bronce será en el nuevo PASEO DE LA MEMORIA, que ocupará la diagonal de disección en su tramo completo. Allí haremos una especie de galería estatuaria a la manera de los foros romanos, en donde incluiremos no sólo el bronce ecuestre del santo de la espada, sino la estatua de su hija Merceditas, la de Eva Perón y las nuevas propuestas para los futuros monumentos a los pueblos originarios y a los desaparecidos durante la dictadura militar.
Para el actual centro de la plaza diseñamos un ESCENARIO que ocultará los transformadores eléctricos y que dará al lugar un nuevo protagonista: el hombre del presente. Ya sea participando de un evento público, político o artístico; programado o espontaneo.
Esta es nuestra manera de devolverle el centro al pueblo.

3- LA PLAZA CÍVICA
El recurso para la PLAZA CÍVICA es la realización de un gran solado que cubra todo el triángulo. Tiene que ser seco para poder permitir actividades populares. Un recital, un evento político, una manifestación ante el Municipio, una reunión a la salida de la Iglesia, una feria comercial de artesanos.
Los árboles importantes han sido respetados y rodeados de canteros con forma de asiento, y son el único recurso de sombra del sector. El perímetro arbóreo de las veredas, con ejemplares más pequeños, ha sido completado para poder reforzar el carácter interior de la PLAZA CÍVICA. Se propone para las arterias linderas a la Municipalidad y a la Iglesia levantar el solado de la calzada hasta la altura de aceras, realizando dos “calles de convivencia”, sin perder estacionamientos. El límite de los nuevos cordones será virtual, realizado mediante bolardos.
Tanto los canteros-asientos como los zócalos de las estatuas y el escenario están revestidos por el mismo solado, como modo de darle continuidad y volumen a la totalidad de la PLAZA CÏVICA.

4- EL BOSQUE URBANO
Con las características de un jardín, EL BOSQUE URBANO solamente será verde. Con gran profusión de árboles locales, será el lugar dónde se muden todas las especies que se quitaron de otras partes, y se agregarán nuevas. La idea es concebir una gran masa verde, un bosque triangular de nutrida sombra.
Los caminos principales serán del mismo solado que la PLAZA CÍVICA, y los secundarios de garden blocks, baldosones que permiten crecer el césped en su interior.
El mobiliario urbano apuntará a mesas y bancos para la reunión familiar.
En este sector se esperan actividades de esparcimiento tales como picnics, juegos, siestas.

SEGUNDA PARTE: ORDEN URBANO
1- BULEVARES de la Av. Villegas y Wilde
2- las cuatro PLAZAS PERIFÉRICAS, denominadas Italia, Francia, España y Británica .


1 – BULEVARES DE LA AV. Villegas y Wilde
En el ingreso a Trenque Lauquen por la ruta número cinco hasta la calle Oro, proponemos ampliar las veredas destinando para ellas las superficies de los bulevares. De esta manera la superficie extra peatonal se encontrará en contacto directo con las actividades urbanas.
El espacio de las veredas extendidas funciona mejor que el de los bulevares, en donde rara vez se registra actividad. Las veredas ampliadas extienden y expanden, a su vez, la actividad de la línea municipal hacia la calle. No se efectuarán cambios que modifiquen los pluviales existentes, creando una línea de desagüe con rejilla entre la vereda vieja y la nueva. Las palmeras originarias, altas, no serán extraídas: se mantienen con un cantero central que arma una bicisenda a cada lado del mismo . A partir del diseño nuevo habrá más expansiones peatonales, manteniendo los dos carriles de tránsito actuales y sectorizando el estacionamiento vehicular a 45°, contra el cordón. Con la nueva propuesta no se pierden lugares de estacionamiento.
Adicionalmente proponemos inundar de muchísimo más verde –árboles y flores- la zona de la Av. Villegas que va desde Uruguay hasta la calle Tala, donde termina el corredor. La infraestructura será la que sirva a las confiterías y residencias que den a sus veredas: farolas, mesas, bancos, cestos,reutilizando las pérgolas y los bancos existentes en las ramblas actuales
Se propone la creación de una bicisenda también en un futuro sobre las ramblas de las calles Avellaneda , Dorrego , Pellegrini / 25 de mayo y Pasteur / Almafuerte, pudiendo completarse asi un recorrido en la ciudad.

2- LAS CUATRO PLAZAS PERIFÉRICAS
Las 4 plazas periféricas forman claramente parte del mismo sistema que la PLAZA CENTRAL, al estar organizadas como los vértices de un rectángulo urbano.
Proponemos reforzar su fisonomía con la creación de cuatro sectores de juegos infantiles bien diferenciados, para que cada placita tenga, a su vez, identidad vecinal. Dispuestos sobre el cuarto de la plaza que apunta hacia la PLAZA CENTRAL de Trenque Lauquen, indicarán por localización la dirección urbana institucional. Los tres cuartos de plaza restantes de cada una de las cuatro manzanas serán mayoritariamente verdes, a semejanza del BOSQUE URBANO.

 

 

 

 

 

 

MENCIÓN SIN ORDEN DE MÉRITO

Autores

Arq. Aldo Giovanni Facho Dede

Arq. Carlos Alberto Fernández

Arq. Elizabeth Añaños Vega

Colaboradores

Arq. Karel Van Oordt

Maria Ibarra Majía

Rosa Cárdenas Sánchezl

Memoria descriptiva

Revalorando el espacio público desde la memoria y las dinámicas sociales

CORREDOR URBANO VILLEGAS-WILDE
¿Qué espacio urbano encontramos?
Encontramos un eje urbano valorado desde su rol vinculante de importantes espacios públicos y equipamientos, pero fragmentado al no tener un diseño integral que fortalezca su condición estructuradora.
Encontramos una serie de parques y equipamientos, como el parque Municipal Gral. Villegas, las estaciones de autobuses y trenes, el Club Barrio Alegre, de escala significativa, pero desvinculados entre sí. Encontramos también diversos usos y equipamientos a lo largo del eje Villegas-Wilde que caracterizan el uso del espacio urbano. 
Encontramos cuatro parques equidistantes de la Plaza San Martín, que podrían integrarse en un sistema integral de espacios públicos y áreas verdes para la ciudad.

¿Qué espacio urbano proponemos?
El Corredor Deportivo, Ecológico y Cultural Villegas-Wilde. 
Proponemos un eje urbano que aproveche su condición de estructurador de grandes espacios públicos, paisajísticos y equipamientos; una red integradora y dinamizadora de diversas actividades que estimule la movilidad no motorizada: la caminabilidad y el uso de la bicicleta.
Proponemos una red de ciclovías que articule los principales parques de la ciudad.
Proponemos mejorar la peatonalidad “humanizando” los cruces de calles, elevando la cota a nivel de vereda y forzando la reducción de la velocidad para dar prioridad al peatón.
Proponemos cruces con facilidades para diversos usos sociales que caractericen, den escala y pausa al eje; estimulando la ocupación del espacio urbano ¿Qué concepto de ciudad proponemos a partir de esta intervención?.
Proponemos que Trenque Lauquen, sea un modelo de ciudad saludable y segura.
Alcanzamos más que una solución rígida y costosa, un sistema urbano de espacios públicos que propicien la caminabilidad y el uso de la bicicleta, estimulando así la “salud pública”.
Partiendo de un trazado general, proponemos soluciones particulares que pueden ser aplicadas en tiempos distintos y en espacios diferentes, sin que ello atente contra la integridad del proyecto. Basados en nuestra experiencia nacional e internacional, sabemos que la seguridad va de la mano con la calidad del espacio público y el incentivo de su uso, por ello estamos seguros que la implementación de nuestro master plan, mejorará notablemente la percepción de seguridad y calidad de vida urbana.


Manual Tipológico de intervenciones
Nuestra propuesta establece estrategias de intervención como una cartilla de uso de espacio público. Se establecen tres tipologías para el tratamiento de los cruces peatonales que se disponen a lo largo del Eje Villegas-Wilde con distintos tratamientos e incorporación de mobiliario y cobertura vegetal según la vocación del espacio, priorizando siempre al peatón.
A través de la gestión de tránsito, el uso de estos cruces podrá ser transformado en días festivos y especiales en plazoletas, desviando el flujo de autos por otros lugares estratégicos.

PLAZA SAN MARTÍN
¿Qué espacio urbano encontramos?
Encontramos una plaza aislada de sus frentes urbanos al estar flanqueada por cuatro avenidas equivalentes en configuración. Encontramos edificios con importantes dinámicas sociales sin un espacio abierto que les sirva de expansión natural. 
Encontramos demanda por espacios urbanos amplios y flexibles, que permitan el desarrollo de múltiples actividades cívicas y sociales, como son: fechas conmemorativas, ferias de diferente escala, eventos sociales y cívicos, recitales, etc. Notamos que actualmente todo esto sucede en los bordes de la plaza y ocupando los carriles vehiculares.
Encontramos una plaza bien conservada pero con un diseño anticuado que no estimula el desarrollo de actividades sociales, y que más bien es usada como atajo para vincular peatonalmente las aceras opuestas. Encontramos un espacio de paso, no un espacio social.
Encontramos un diseño paisajístico que lejos de invitar al uso del área verde, la convierte en grandes maceteros delimitados por muretes, arbustos y flores.
Encontramos un diseño urbano que acentúa la condición de paso mediante fuertes diagonales que expulsan a los peatones hacia las esquinas. Un diseño axial enfatizado por el monumento a San Martín, que más que equilibrar el espacio urbano, se impone en el centro contradiciendo la imagen humana y fraterna del héroe patrio.
No encontramos espacios para los niños, jóvenes y adultos. Rincones para el ocio, para encuentros, para espectáculos callejeros, para el recital improvisado… No encontramos espacios claros para la gente, para incentivar el desarrollo social desde el espacio público, que es su sentido primigenio.
¿Qué espacio urbano proponemos?
“Desplazamos” la plaza para conectarla con los frentes urbanos de mayor dinámica social.
Proponemos vincular la plaza con los frentes de la Municipalidad y de la Iglesia mediante la pavimentación del tramo adyacente de las avenidas Villegas y Oro. Esto no significa que alteraremos el flujo vehicular, sólo que a partir de nuestro diseño urbano, los conductores circularán más despacio, lo cual permitirá que las personas transiten con mayor libertad.
Para los fines de semana y eventos especiales, se tomará “prestada” parcial o totalmente la sección vial para poder maximizar la escala social de la plaza, tal como se hace actualmente en determinados momentos del año.

DISEÑO URBANO
Buscamos en la memoria de la ciudad los trazos para el nuevo diseño de la plaza.
Encontramos de gran valor y significado la dimensión y trazado de las primeras nueve manzanas. Escalamos aquella forma al espacio de una manzana tipo, y lo trabajamos como pavimento en la nueva plaza, que desplazamos de su ubicación original para vincularla con los frentes cívicos y sociales. Conseguimos con esto “descentrar” al monumento a San Martín para darle una escala más humana, familiar, pero “perceptualmente” con mayor grandeza al compararse con la escala del damero representado, generando además una gran área verde que trabajada como parque.
En el cuadrante central del nuevo trazado, ubicamos un chorro de agua en el lugar que hubiese correspondido a la estatua del prócer, generando una doble metáfora: el agua como el origen de Trenque Lauquen, el agua como sinónimo de Libertad; forjada por San Martín en gran parte del continente americano.
Ubicamos un nuevo espacio para las banderas, acompañando la de la República Argentina con la de la Provincia de Buenos Aires y la de Trenque Lauquen. 
Generamos espacios de múltiple uso, desde lugares de encuentro y descanso, espacios abiertos que pueden recibir grandes eventos y ferias, espacios de sombra, espacios de agua, espacios para los niños y para los jóvenes, espacios de reunión… Trabajamos para ofrecer un gran espacio social para los ciudadanos de Trenque Lauquen.
Estado actual. Espacio rígido y desvinculado Propuesta: vincular la plaza con sus frentes y ablandar de sus frentes urbanos el diseño para generar mayores dinámicas sociales

ÁREAS VERDES
Generamos una gran área verde que equilibra y complementa el área de plaza.
Proponemos eliminar las barreras físicas y paisajísticas que impiden el uso pleno de las áreas verdes. Para ello rompemos la rigidez del trazado en cruz y diagonales y buscamos un trazado más blando, que invite a los transeúntes a quedarse.
Proponemos combinar áreas ajardinadas con áreas de suelo natural estabilizado, mejorando la permeabilidad del espacio urbano.
Mantenemos todos los árboles, la mayoría en su lugar, y sólo trasplantamos unos pocos para liberar el frente de la plaza hacia la Municipalidad.
Sembramos nuevos árboles para generar más espacios de sombra.
Incrementamos las áreas de flores, ubicándolas en las entradas de los senderos del parque.





 Trabajos Concurso CU y PSM Trenque Lauquen